Visitas

sábado, 24 de noviembre de 2012

Encadenados

Jose Luis Sandín propuso, en el taller que compartimos, que escribieramos un texto con las palabras abracadabra, pingüino y nariz. Como ese día falté a clase, aprovecho la segunda oportunidad que me ha dado Nicolás Jarque,  en el grupo Encadenados , para escribir mi relato. Os animo a que os paseéis por facebook y dejéis vuestro micro.

Aquí está el mío:


¿Las apariencias engañan?

Tenía unos ojos maravillosos que cuando la miraban la desnudaban; una nariz larga y prominente que, si los pronósticos eran ciertos, auguraba un miembro inferior, digno de ver y disfrutar; unos brazos con los que la estrujaba hasta dejarla sin respiración; un culo y unas piernas prietos, ocultos bajo unos vaqueros que ella, una noche tras otra, soñaba en soledad, con quitárselos. Y por fin había llegado el día. Se besaron, se chuparon, se olieron, mientras se quitaban la ropa enloquecidos y la temperatura de sus cuerpos iba en aumento, hasta que, en el momento en el que ella creía que iba a desmayarse de tanta excitación, él gritó ¡abracadabra! a la vez que se quitaba los calzoncillos. ¡Qué chasco! Su nariz no tenía nada que ver con aquel pene de pingüino*, entonces recordó aquel artículo que hablaba sobre la sexualidad depravada que encubría el aspecto inocente de esos animales y decidió descubrir qué habilidades ocultaba el objeto de su deseo.

*Para poder utilizar esta palabra, me he permitido la licencia de adjudicarle pene a un animal, que carece de él.


10 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

O sea, haciendo trampas....

Castigada cara a la pared una hora.

:P

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Por un momento he llegado a dudar de si el pingüino era la única ave con pene, Ana y -mira que absurdo- si deberíamos atribuir a esa particularidad la fidelidad inquebrantable y de por vida de las pingüinas.

Buen micro, sin duda, contenga licencia o no.

Un abrazo,

Cabopá dijo...

Ya te lo he dicho por allí, es muy bueno y me he reído con tus letras encadenadas...

Besicos, Anita.

Rosa dijo...

Lo leí e fb y me hiciste reir. Ahora lo has vuelto a hacer jajjajajjaj. Gracias por las risas Ana.

Besos desde el aire

Gala dijo...


Lo dejaste a la altura de betún.Habrá que ver como se las apaña...
Jajaja, ya te leí en facebook y me moría de risa, y ahora con la imagen que has acompañado me he reído mucho más.
Mira con qué curiosidad mira la señora!!!
Besos mediterráneos.

Nicolás Jarque dijo...

Ana, así me gusta que hagas los deberes. Te quedó un relato muy simpático con estas tres palabras de difícil unión.

Y es que en asuntos de cama las matemáticas muchas veces no son exactas.

Nos vemos el martes.

Bessets.

Amando García Nuño dijo...

Tiene mucho mérito escribir con palabras marcadas, es como ganar a un tahúr al póker. Me alegro de conocerte, Ana.
Ah, y la foto no tiene desperdicio. Es otro relato por sí sola. Un abrazo.

LA ZARZAMORA dijo...

Eso le ha pasado a más de una.
Pero, oye, y cómo fue???
Ya nos contarás el próximo martes...

Sonrío.

Besos, Ana.

M. dijo...

Leí tu micro en el grupo de encadenados y ahora lo encuentro también aquí. He vuelto a leerlo y me ha gustado mucho.

¡Un saludo!

JOAQUIN DOLDAN dijo...

todos tienen un pene en algún lado