Visitas

lunes, 16 de enero de 2012

La suerte no está echada


El destino está en mis manos. Si lanzo los dados y consigo un repóker de seis, las escaleras se alinearán y podré subir a los cielos, pero, si no lo logro, descenderé directamente a los infiernos. Ya sé que los designios no existen y que la vida es solo parte del juego; la incertidumbre está en si el cielo merece que, incluso, haga trampas. Si flotar durante la eternidad rodeada de ángeles gordinflones será la opción más acertada o si perder en esta tirada me llevará a recuperar el tiempo perdido y disfrutar de los placeres pecaminosos no vividos, porque, entonces, seguro, bendeciré a Satanás.
 ¡Hecho! He elegido mi futuro. Cojo los dados, los agito y espero que el peso de los impares gane, milagrosamente,  en este espacio de ingravidez y me aleje, tras  un chasquido de mis dedos, índice y pulgar, del aburrido Yahveh.


Relato con el que participé en Triple C en Relatos a partir de una imagen Imagen by DamaArt©

11 comentarios:

Señorita Sunshine dijo...

Oooohh, yo, además, cruzaría los dedos (o las piernas, porque los tendría ocupados echando los dados..) para que me tocara vivir y cumplir todos los pecados más divertidos. A ver si tengo suerte!!!

;) Besito!

TORO SALVAJE dijo...

Con el diablo se está mucho mejor.
Pero mucho eh?

Besos.

Ricardo Miñana dijo...

Hola Ana, es un placer pasar a leerte.
que tengas una feliz semana.
un abrazo.

Gala dijo...

Vivir los placeres pecaminosos es sin duda una opción muy atractiva.
Creo que yo tambien la prefiero al aburrido Yahveh...

Besitos mediterráneos.

Rosa dijo...

Jejeje, mi madre siempre decía que el cielo debía ser muy aburrido, que las juergas deben ser de antología en el infierno...

Besos desde el aire

CDG dijo...

A manejar el cotarro, sí señora...
Me gustó.
Besos.

Laura dijo...

Buen micro Ana, lo leí en su momento y lo recordaba igualito al buen poso que me dejó. Un beso.

Nicolás Jarque dijo...

Ana, difícil imagen para inspirarse, a mí me pasó, pero tú has conseguido un micro literario y que nos planteemos que camino elegir: el aburrido del cielo o el lujurioso del infierno. No sé, aún hay tiempo, creo, para pensarlo.
Me gustó.

Bessets.

Luisa Hurtado González dijo...

No sé si con el Diablo se está mejor o no pero... seguro que en infierno hay más juerga y cachondeo. En cambio el cielo... todo el día con el arpa a vueltas y limpiándote las olas, ni una fiesta, ni un chiste verde o malicioso.

MJ dijo...

¡Jeje! Buena elección ¿por qué será Yahveh tan aburrido? Así no me extraña que pierda adeptos constantemente.
Buen micro, Ana.
Gracias por tu visita.
Yo también me quedo por aquí :-)

Un beso.

Ximens dijo...

Este relato no me dice nada, problema mio, seguro. Otra vez será.