Visitas

viernes, 28 de octubre de 2011

Sabor a plasma


Enloquezco y en este momento querría abrir la puerta, lanzarle una última mirada que le destrozara el corazón y no volver los pasos, la vista, atrás. Días y días siendo víctima de su tortura. Ni una palabra, ni un beso, ni una sola muestra de deseo, amparándose en una tristeza, un desánimo, que ahora descubro que desaparecía cuando las yemas de sus dedos acariciaban la S, E, X, O, del teclado que le conectaba con su fantasía.  
He sufrido la indiferencia del que, escondido en el oasis de su estudio, paladea la oportunidad única de elegir el rostro, el cuerpo, el nombre, de una mujer que se desnuda solo para él, que entreabre los labios, los muslos y promete obedecerle y cumplir sus deseos al precio que marque el contador de la Visa. Una realidad sórdida ante el plasma, que clava alfileres de dolor en cada uno de los poros de mi piel que han suplicado una caricia.
Él no entiende, no es para tanto. Una ganga domiciliada, susurra. Si no se paga en efectivo, no hay pecado. Si no se mezclan los fluidos, no hay engaño.
Me desprendo del peso de una culpa que no es mía. Me voy. Tal vez encuentre a quien le guste ver y disfrutar de mi cuerpo en  tres dimensiones con su olor, su sabor,.. su tacto. A quien prefiera la recreación ante una imagen que no se desvirtúa si falla la conexión, a navegar por imágenes eróticas con rebobinado y pausa, o por páginas con luces de neón y listados de mercancía al por mayor.

_____________________________________________________
Si queréis escucharlo leído por La Voz silenciosa pinchar aquí

13 comentarios:

Gala dijo...

Desgarrador y cierto.
Un texto cargado de verdad... si no se mexclan fluidos no hay engaño... es una frase muy manida para quien como el protagonista del texto se encierra en su mundo tras un plasma..
Sinceramente yo tambien prefiero las tres dimensiones...
Donde va a parar!
Una decisión dura, la de marcharse, pero excelente a corto plazo.

Besos mediterráneos.

alp dijo...

El sentir es necesario...mucho engaño..un beso desde Murcia..seguimos...

La Zarzamora dijo...

Todo se desvirtúa, todo acaba por desprenderse de los latidos. Así nos lo están llegando a hacer creer...
Pero no nos robarán el sentir la carne y hueso ni el oler, ni el tocar en 3D ;)
Hay que librarse de esa mercancía al por mayor y vivir al por menor, pero de manera más intensa.
Besos.

Nicolás Jarque dijo...

Ana, un relato actual con todo este tema de las nuevas tecnologías. Espero que no se llegue a las relaciones sexuales de este tipo únicamente, pues donde este el tacto de la piel, los besos... que se quite cualquier fantasía.
Muy bien relatado.
Bessets.

TORO SALVAJE dijo...

Carne y hueso contra bytes.

Sin duda, carne y hueso.

Besos.

Rosa dijo...

Yo no podría vivir sin tocar... Muy buen texto.

Besos desde el aire

Maite dijo...

El tacto es vital, el contacto, el estar piel con piel.
Me ha dejado pensando mucho este relato.

Sergio dijo...

Las películas, las revistas, cualquier recurso erótico que no sea real no deja de ser un juego.
¿Acaso esta misma plataforma puede llamarse comunicación?. En cierta forma lo es, pero no hay ni habrá nada como una charla delante de una cerveza, el tacto, los olores, el ambiente.
¡Viva la realidad tangible!

JACKIE dijo...

EXCELENTE EXCELENTE POST, ME DIVERTI MUCHO LEYENDOLO,SIGUE ASI,
MI BLOG ES www.postsdeunreinoalien.blogspot.com
NOS SEGUIMOS

Señorita Sunshine dijo...

Me ha costado mucho encontrar tu blog! Porque te pinchaba y no salía cuál era el tuyo, sino aquellos en que participas. Por fin estoy aquí! Y me quedo!

:)

CDG dijo...

Muy bueno, Ana.
La frialdad, por mucho que la calentemos, del monitor y el teclado.
Donde esté una mirada al borde de casi todo...
Comparto el resto de comentarios.
Un beso.

Ximens dijo...

Ana, un relato muy impactante. Habrá que ampliar el abanico de los "pecados": obra, pensamiento, omisión y conexión (de plasma, como el título). Me llama la atención esta frase "A quien prefiera la recreación ante una imagen que no se desvirtúa si falla la conexión". Aunque sé que te refieres a la conexión a la red, es precisamente el fallo de conexión con la pareja la que puede inducir al plasma. Me ha gustado y hecho reflexionar.

Cabopá dijo...

Eso de desprenderse de una culpa que no es suya, queda muy bien después del gran desahogo...
Buen relato y buen título.
Besicos