Visitas

viernes, 7 de octubre de 2011

Y fueron felices...

El amor es una incógnita. Hay quien cree en él mientras dura la pasión y los hay que piensan que empieza cuando ésta acaba. El único ejemplo cercano en el que quiero creer es el suyo, en el de mis padres. Y voy a poner un ejemplo.
Suena el teléfono y mi madre, apresurada, descuelga. En sus labios se dibuja una sonrisa, seguro que quien la llama es mi padre. Comienza una retahíla de "sí", "yo también", "cariño", risas, susurros, palabras a medias y, todo, acompañado del rubor de sus mejillas. Ella le pregunta si ha probado su comida y él le dice que sabe a ella. Una carga sexual tras tantos años, confirman que el amor y el sexo perduran tanto como queramos.
No creo ni necesito que la pareja sea eterna, pero, ¿porqué no un amor puede durar tanto como una amistad, si dicen que solo hay que abonarlo?
Me niego a que mi condena comience a los 60. Nací para ser una geisha y no permito que nadie ponga fecha a mi declive.  Amo y, a veces, a mi corazón le duele, pero, si no dejo que ni un pensamiento influya en mi cuerpo, follo y tantas veces disfruto. Mi cuerpo y mi mente son dos, y no siempre quiero que discurran en una recta, sino que transiten en paralelo.
Las perdices para  otros, yo, mientras, prefiero comerme las bellotas.




6 comentarios:

Nicolás Jarque dijo...

Ana, empezaré por el final. ¿Qué tal Reflexiones cachondas - por lo divertidas no por nada mas- ? El amor y su forma de sentirlo tiene tantas visiones como ojos que lo miren. Mira mis abuelos si tú los veías siempre estaban discutiendo por tonterias, seguramente les unía el cariño. Pero cuando se murió mi abuelo, mi abuela en dos años se fue con él marchita. Murió de desamor. Por lo que se puede morir por amor.
Me ha encantado este relato-reflexión de hoy, que es personal como cada cual quiera entenderlo.
Bessets por escribir tan bien.

PD; ¿Qué pasa en la Hora de Millás, ya no lo emiten?

Rosa dijo...

Ay Ana!!! El amor, puede ser eterno...Y el sexo increíble...y no tienen por que ir unidos...

Besos desde el aire

TORO SALVAJE dijo...

La realidad es tozuda.
Insiste e insiste a pesar de nuestros deseos.
Sólo hay que ver los geriátricos para darse cuenta del ambientazo que hay.

Besos.

life music dijo...

El amor es todo un misterio, pero que interesante forma que tienes para hablar de el.

Saludos!

La Zarzamora dijo...

Yo creo en el amor que se profesa alguna gente a mi alrededor. Siempre me pareció perfecto el de mis padres, con sus altibajos.
Las pasiones dejan exhausta, y no siempre terminan bien, no las asocié nunca al amor, sino a un encoñamiento sin nombre, del que resulta difícil salir a la larga.
Follar es disfrutar del placer de un cuerpo al que se ama en ese momento preciso.
Yo también prefiero las bellotas :)

Besos, Ana.

Gracias por tu paso. Te sigo.

Marilyn Recio dijo...

Un placer pasar por aquí. Tu entrada mpregnada de gran sinceridad. Para mi el amor no tiene receta, ni tampoco un manual, es algo muy personal. Cada una lo disfruta como quiere y asi deber ser. Te sigo, Hasta pronto