Visitas

viernes, 23 de septiembre de 2011

Mi vida con Millás


                                                  Imagen del libro Elecktroschutz

La nevera
¿Cuántas veces habré oído? "No abras la nevera si vas descalza, acuérdate de Carmen, que murió electrocutada". Y, aún así, sigo jugándomela de vez en cuando, esperando volver a tener suerte y que a mí no me toque.
Ana C.

A+/- a 1 cm del final
http://www.cadenaser.com/actualidad/audios/ventana-primera-hora-2010/seresc/20100205csrcsr_12/Aes/%3ELa

5 comentarios:

Nicolás Jarque dijo...

Ana, todos los días nos la jugamos de alguna u otra forma. La muerte es parte de la vida, esa es la gracia. Me gusta esa forma que tienes de contarlo.
Un abrazo.

PD: Por cierto, Ana, leo y veo como vas "integrándote" en otros blogs, ¿sabes que te digo? Que me encanta y espero que lo estés disfrutando. Como ves no exageraba en cuanto a la calidad que hay por ahí - literaria y humana -.

Ana Crespo Tudela dijo...

Gracias, Nico, por tu comentario y por ser el puente que me lleva a conocer y disfrutar otros blogs. No tenía ni idea de lo que me estaba perdiendo.
Besos

Rosa dijo...

La muerte siempre nos acompaña...Me gusta tu manera de contarlo.

Besos desde el aire

El españoleto dijo...

La muerte no es el final...

Ana Crespo Tudela dijo...

Rosa la tenemos pegadita a la espalda, pero ¿para qué allanarle el camino?
Españoleto, de momento no ha habído nadie que me contara otro.